Receta de Frijoles Chinos

El mungo es un tipo de legumbre conocido a partir de muchos nombres en español, tales como poroto chino, soja verde (aunque no debe confundirse con la verdadera soja), judía verde o simplemente llamado poroto mung.

Es una planta erecta que posee flores amarillas y legumbres de forma cilíndricas de pequeño tamaño, las semillas son algo pequeñas y los granos caen fácilmente de las vainas ya secas.

Esta es una de las leguminosas de mayor contenido proteínico de su familia y con mejor rendimiento que el resto de las judías.

Tienen un importante papel en la cocina oriental, en donde se combinan con carnes en reemplazo de carbohidratos con almidón y se cocinan salteados o ligeramente cocinados, con el fin de conservar su textura.

Los frijoles mungo son deliciosos y versátiles que puedes agregar a casi cualquier receta salada. Haz que germinen para preparar un bocadillo fresco y crujiente, o hiérvelos para crear un guiso sustancioso.

Puedes agregar los brotes de frijol mungo a los sándwiches, las ensaladas, los sofritos y los platillos con fideos. Además, puedes condimentar los frijoles cocidos y comerlos en un guiso, agregarlos a los curri o utilizarlos como un sustituto en otras recetas con legumbres.

Frijol mungo, verde, pulido, paquete de 5 (paquete...
  • Frijol mungo, verde, pulido, paquete de 5 (paquete de 5 x 400 g)

Cocinando Brotes de frijol chino

  1. Coloca los frijoles mungo deshidratados dentro de un tazón grande. Hazlo lentamente examinando cada uno de ellos. De ese modo, podrás identificar cualquier piedra u otro residuo pequeño que quede atrapado en los frijoles. Si un frijol luce sospechoso, ve a lo seguro y retíralo.
  2. Vierte el agua sobre los frijoles. Mide dos a tres tazas (500 a 700 ml) de agua por cada taza (200 g) de frijoles. Luego, vierte el agua sobre ellos. No te preocupes si algunos frijoles flotan en la parte superior. Se hundirán en el fondo tan pronto como absorban suficiente agua
  3. Cubre el tazón con una tapa o envuélvelo en un plástico para envolver para proteger los frijoles de los residuos.
  4. Remójalos durante 24 horas. Guarda el tazón de frijoles mungo en un lugar fresco y oscuro durante al menos veinticuatro horas. Eso permitirá que los frijoles se remojen en el agua y comiencen a germinar. Escoge un lugar de bajo tránsito para evitar que los frijoles se derramen.
  5. Escurre el agua y cubre los frijoles. Después de 24 horas, escurre el agua de los frijoles. Puedes desechar toda la mezcla en un escurridor o inclinar cuidadosamente el tazón sobre el fregadero. Luego, cúbrelo con un pedazo de estopilla, gasa o un secador delgado. De ese modo, protegerás los frijoles y permitirás que el aire fluya.
  6. Vuelve a colocar los frijoles en un lugar fresco y oscuro para que continúen germinando.
  7. Examina los frijoles. Después de que hayan transcurrido de 24 a 48 horas, examina los frijoles para determinar si están listos para comer. Los brotes de frijol tendrán un tallo blanco pequeño y un cuerpo dividido. Si prefieres brotes de frijol con colas más largas, deja que continúen germinando durante unas cuantas horas más. No dejes que los brotes germinen durante más de unos cuantos días. De lo contrario, se empaparán y se volverán insípidos.
  8. Sirve los frijoles. Primero, enjuaga los brotes de frijol en agua fría para retirar cualquier residuo indeseado. Deja que se sequen durante unos cuantos minutos sobre un plato forrado con una toalla de papel. Luego, sírvelos inmediatamente.

Ahora que ya sabes como preparar frijoles chinos, ¿A que estás esperando para cocinar para tus amigos y familia?

Mira este artículo para saber como cocinar de distintas formas las alubias o frijoles. O si prefieres preparar recetas tradicionales como por ejemplo: fabes con almejas o frijoles nefritos.

Más recetas con Alubias

Más recetas de Latino-América

0/5 (0 Reviews)

Deja un comentario