Propiedades Del Té

El es una bebida, preparada como infusión, que puede disfrutarse caliente o fría. Su consumo se ha extendido a nivel mundial, es de fácil y rápida preparación. Su sabor natural es fresco, astringente y levemente amargo.

Después del agua, se cataloga como la bebida que más se consume, prácticamente a la par con el café.

Propiedades-del-te

El té tiene propiedades naturales que aportan beneficios para la salud. Es una bebida bien tolerada. La misma se obtiene a partir de la hoja seca del arbusto o planta de té –camellia sinensis– de la familia Theaceae.

La planta de té se adapta mejor en climas tropicales y subtropicales. Sólo las infusiones que provienen de esta planta, se denominan , las demás son solamente infusiones.

TOP 3 Productos Mejor Valorados

¿Qué tipos de Té puedes tomar?                            

Existen diferentes tipos de té, tales como té blanco, verde, amarillo, azul, negro y rojo. La diferencia entre ellos radica en el procesamiento de sus hojas. El té blanco se procesa con los brotes deshidratados de la planta, es de sabor suave.

Las hojas del té verde se deshidratan y enrollan, sin pasar por oxidación (también llamada fermentación, aunque no intervienen microorganismos), conservando sus propiedades. El té amarillo se parece al verde, pero sus hojas se secan en menos tiempo.

El té azul o té oolong, es un té entre el verde y el negro. Su sabor se parece ligeramente al del té verde. Las hojas del té negro pasan por un largo proceso de oxidación, es el té con mayor contenido en teína.

Las hojas del té rojo o té pu-erh pasan por deshidratación y secado, luego por oxidación o fermentación y después por un largo proceso de maduración. Es importante destacar que todos los tipos de té provienen del mismo arbusto, ya referido, camellia sinensis.

¿Si bebo té, qué beneficios me aporta?

Propiedades que incluye

En líneas generales, el té contiene vitaminas A, B3, C, D, E, K; minerales como magnesio, manganeso, fósforo, potasio, flúor, además contiene ácido fólico, taninos, polifenoles, aceites esenciales, omega 3 y omega 6, cafeína, teobromina y teofilina.

diferentes-tes

Según el tipo de té, su aporte nutritivo puede variar. No obstante, sus propiedades no deben considerarse de manera aislada, sino que la sinergia de todas ellas es lo que aporta  beneficios, los cuales se pueden apreciar en el organismo, mediante el consumo frecuente de esta bebida. Obviamente, no se debe extralimitar su ingesta. Bien es sabido que todo en exceso, inclusive lo bueno, es desfavorable para el cuerpo.

Beneficios para tu cuerpo

  • Acelera el metabolismo ayudando a la pérdida de peso
  • Es antioxidante
  • Aporta hidratación
  • Es diurético
  • No aporta calorías
  • Previene caries dentales
  • Controla el colesterol
  • Combate la depresión
  • Estimula el hígado
  • Disminuye la falta de concentración
  • Favorece cicatrización y regeneración de la piel
  • Fortalece la vista
  • Regula la hipertensión
  • Fortalece el sistema óseo previniendo la osteoporosis
  • Previene el cáncer
  • Previene enfermedades hepáticas
  • Disminuye problemas circulatorios
  • Combate problemas a nivel digestivo
  • Es astringente, beneficioso en trastornos gastrointestinales
  • Provee energía y resistencia
  • Es relajante, por lo que reduce y combate el estrés
  • Refuerza el sistema inmunológico
  • Rejuvenece
  • Controla trastornos glandulares (tiroides)

Un poco de historia del té

Según la leyenda, en los tiempos antes de Cristo, Shen Nung, emperador chino, ordenó hervir agua para beber y cuidar su salud. Al parecer, la vasija estaba a la sombra de un arbusto conocido como “Camellia thea”.

El efecto de la brisa provocó la caída de hojas secas sobre el agua, dando lugar a una infusión que fue grata para el emperador, así la incluyó en su libro de medicina, el “Pen Ts’ao”, donde la definió como la infusión que “quita la sed, disuelve el sueño y anima el corazón”.

como-tomar-te

Así pues, desde hace milenios, en China se ha utilizado el té como remedio natural, a nivel principalmente preventivo y curativo. Pero su consumo se popularizó en el continente asiático a partir del siglo VI. Y en Japón, después de apreciar sus beneficios para el organismo, a partir del siglo VIII lo empezaron a cultivar.

La palabra “” viene del ideograma Chino “chah”. Con este nombre se conoció en Japón, India, Persia, Rusia, Ucrania, y otros lugares. Los holandeses lo llevaron a Europa desde la isla de Java (Indonesia). A mediados del siglo XVII lo ingresaron a América por New Amsterdam, hoy New York.

La mundialmente conocida “Hora del Té” a las 5 de la tarde, tiene su origen hacia el año 1840, gracias a Anna, esposa del Duque VII de Bedford. En aquella época era costumbre desayunar vigorosamente, y sólo se volvía a comer a las 8 de la noche, hora de la cena.

La duquesa promovió como complemento, una nueva comida a las 5 de la tarde, compuesta por té y tortas; de allí viene la hora del té.

Aunque se ha extendido por muchos lugares, es la cultura inglesa la que conserva esta costumbre de una manera tradicional, prestando atención a los detalles más relevantes: hora, tetera, tazas, sabores, temperatura del té, personas que se reúnen, y más.

¿Cómo preparar una taza de té?

Sabor Vs. Beneficios

Para preparar un buen té, además de tener en cuenta su sabor, también debe considerarse la conservación de sus beneficios. Según el tipo de té a preparar, la temperatura del agua y el tiempo de infusión de cada uno, es diferente.

sabor-de-diferentes-tes

La mejor temperatura del agua puede oscilar entre 65 y 99 ºC, justo antes de comenzar a hervir. Los tiempos varían de 1 a 3 minutos. Así se tiene que, según la variedad de té, se prepara de la siguiente manera, respetando temperatura del agua y tiempo de infusión, para un mejor disfrute:

  • Té blanco: De 65 a 70 ºC – De 1 a 2 minutos
  • Té amarillo: De 70 a 75 ºC – De 1 a 2 minutos
  • Té verde: De 75 a 80 ºC – De 1 a 2  minutos
  • Té azul: De 80 a 85 ºC – De 2 a 3  minutos
  • Té rojo: De 90 a  99 ºC – De 2 a 3  minutos
  • Té negro: De 95 a 99 ºC – De 2 a 3  minutos

Para controlar la temperatura precisa del agua, se recomienda el uso de un termómetro de cocina. Además, la preparación del té, en cuanto a su concentración se refiere, también tiene que ver con el gusto del consumidor.

Las medidas recomendadas son 2 gr (1 cucharadita) de té por cada 100 ml de agua (1 tacita), preparando así la cantidad adecuada, según las personas que lo van a consumir.

Costumbres según regiones

Los hábitos de alimentación y nutrición son una parte importante de la cultura de los pueblos. También se puede considerar la forma de preparación del té, según el lugar donde se consume, hay diferencias regionales, que producen contrastes en el sabor. La preparación depende del tipo de té y de los gustos ancestrales de la población, por ejemplo:

  • En el mundo occidental se hierve el agua y se agrega el té, bien sea en la bolsita como comercialmente se conoce, o agregando al agua, el té en forma de hebras u hojitas secas
  • En China, país de origen, el té se agrega al agua antes de que hierva
  • En los países eslavos lo preparan y consumen caliente con todas las comidas
  • En Europa occidental, es importante la preparación con la planta y el acompañamiento, como cítricos, leche, aromáticos, azúcar, entre otros
  • En Norteamérica lo preparan indiferentemente al tipo o calidad de té, sin embargo, fue el primer país en preparar el té como bebida fría y refrescante en el caluroso verano

Recomendaciones

Ciertas dietas alimentarias prohíben expresamente el consumo de té, según las condiciones de salud del consumidor. Normalmente es bien asimilado, pero toda regla tiene su excepción.

Uso del azúcar y la leche en combinación con el té

Resulta polémico el uso de azúcar en el té, hay opiniones encontradas, los más fieles bebedores de té, sostienen que parte del encanto es su sabor amargo.

Aunado a esto, el azúcar debilita los beneficios de la teanina y de los antioxidantes, cosa que también sucede cuanto se toma mezclado con leche.

azucar-en-el-te

Desde el enfoque saludable, pesa la contradicción del uso de azúcar en el té. Si el azúcar no elimina los beneficios del té, añadirla contrarresta el efecto que se quiere lograr, por ejemplo, si lo que se busca es acelerar el metabolismo para un plan de pérdida de peso, se están añadiendo calorías en contradicción a las que se busca perder.

Adicionalmente a lo anterior, los antioxidantes y beneficios de la teanina, que previenen diabetes y padecimientos cardiovasculares, discrepan con los efectos del azúcar respecto a la aparición de dichas dolencias.

Para completar el cuadro que contrasta las propiedades del té, las proteínas de la leche, para quienes lo prefieren tomar así, neutralizan significativamente los antioxidantes.

Algunas contraindicaciones

El té no es propicio para personas hipertensas. Por su contenido en teína, no es recomendable tomar más de 3 tazas diarias, puede ocasionar mareos, dolor de cabeza o nerviosismo. No se recomienda para mujeres embarazadas o en período de lactancia.

Comprar productos y accesorios de té

Hemos indagado cuales son los mejores accesorios y productos relacionados con el té y todos su tipos. A continuación te mostramos en una tabla los más interesantes y que si eres un amante de los tés, deberás añadir a tu despensa.

Deja un comentario