Como cocinar las Alubias o Frijoles

Uno de los alimentos más antiguos de la humanidad originario de América, son los frijoles. Su aporte nutritivo contribuye a mejorar la salud cardiovascular de quienes incluyen recetas con judías blancas en su dieta.

Los frijoles son fuente de carbohidratos complejos, proteína, vitaminas, minerales y fibra. Tienen un bajo contenido de grasa y, por ser un alimento de origen vegetal, no contienen colesterol.

Las judías blancas son ideales para cuidar la alimentación de una persona con diabetes. Sus carbohidratos complejos se absorben más lentamente que los simples (azúcar, dulces, mieles, confites, etc.), por lo tanto ayudan a prevenir aumentos abruptos en los niveles sanguíneos de azúcar.

Tienen alto contenido de tiamina, riboflavina, niacina y ácido fólico. Las tres primeras son necesarias para la producción de energía.

Por su parte, al ácido fólico es primordial para la formación y maduración de las células, por lo que es fundamental durante el embarazo, para prevenir defectos del tubo neural.

100 gramos de frijoles contienen aproximadamente 17 gramos de fibra. Esto es importante considerando los beneficios de la fibra para reducir los niveles de colesterol en sangre y el riesgo de enfermedades crónicas, tales como obesidad, diabetes y cáncer.

como-cocinar-frijoles

Antes de cocinar

Si comer frijoles le genera problemas de gases o flatulencia, la solución es simple: antes de cocinar los frijoles, judías blacas o alubias, remójelos en agua por una hora y elimina el líquido, ya que los componentes que generan los gases son un tipo de carbohidratos que se encuentran en la cáscara de los frijoles y se disuelven en el agua.

Consejos para preparar un potaje de judías

Para cocinarlo debes saber algunos tips para que queden más suaves y que sea menos pesado al consumirlos.

  1. Colocarlos en remojo ayudan a hidratar el grano por lo que disminuye su tiempo de cocción además de eliminar algunas enzimas que son difíciles de digerir.
  2. El añadir la sal antes de cocinarlo endurece la piel y aumenta el tiempo de cocción sin embargo para que tengan mejor sabor lo ideal es salar un poco antes de cocinarlos y en el momento que estén en la olla colocar el resto.
  3. Los ingredientes ácidos como el tomate el azúcar y el vino también alarga en el tiempo de cocción; por eso, lo ideal es añadirlo cuando ya los granos estén blandos para potenciar el sabor.
  4. Los frijoles se conservan bien cocidos. Muchos recomiendan congelarlos para alargar su tiempo de duración.
  5. Revisa la porción de habichuelas que vayas a preparar antes de lavarlas. Presta especial atención a cualquier piedrita o guijarro que pueda haberse introducido en el paquete.
  6. Infórmate del tiempo de cocción adecuado para el tipo de frijoles que escogiste. Los tiempos de cocción varían según la variedad de frijol seco.

¿Cómo hacer dependiendo del tipo de alubias/frijoles?

  • Frijoles negros: 60 minutos
  • Frijoles rojos (claros/oscuros): 90 a 120 minutos
  • Judías blancas: 90 a 120 minutos
  • Fabas blancas grandes: 45 a 60 minutos
  • Alubias pintas: 90 a 120 minutos

Deja un comentario